Cómo muestrear suelos en función del contexto de estudio

El muestreo de suelos es una actividad de suma relevancia para comprender a priori la fertilidad de este, o mejor dicho, la capacidad que tiene de albergar una gran cantidad y diversidad de organismos vivos, ya que a mayor fertilidad, mejor nutrición tendrá la planta. Un nivel bajo de la fertilidad de dicho suelo, hace con que nuestro cultivo pueda tener algún tipo de carencia nutricional, impidiendo su correcta nutrición, y por ende, mayores son las probabilidades de tener algún problema asociado a alguna plaga en particular.

Escucha la lectura de este audio acá:

Este muestreo de suelos, dependiendo del contexto en donde se ubiquen esos cultivos, va a ser de determinada forma: no es lo mismo un muestreo de suelos cuyo objetivo es crear conocimiento científico, que otro relacionado a dar las condiciones ideales para el desarrollo productivo de esa planta desde el punto de vista económico.

Por lo anterior, aquí nos encontramos en un caso bien particular de muestreo de suelos: este corresponde a uno de tipo cuyo objetivo es el levantamiento de conocimiento científico, por lo cual puede o no ser del todo parecido al que se ocupa normalmente en una explotación productiva. Cuando hacemos un muestro de suelos para extraer conocimiento científico, debemos tener muy claro el objetivo del estudio, presupuesto y tiempo disponible que tengamos, ya que este nos dirá cuántas muestras extraer.

Es importante mencionar el tema del objetivo de estudio, presupuesto y tiempo disponible, ya que mientras más información deseamos extraer, mayores van hacer los recursos que tendremos que disponer. Por lo anterior, debemos lograr tanto un optimo técnico, como el económico para identificar el criterio optimo de muestro de suelos que más se ajusten a esos requerimientos. Dado este contexto, nosotros podemos tener muchos escenarios como: tomar una muestra de suelos a cada macetero o tomar una muestra compuesta al tratamiento completo.

Sumando a lo anterior, debemos saber que un análisis químico completo de suelos, es una labor que puede tardar más de 1 mes en procesar al menos unas 20 muestras y que tiene un costo alrededor de más de 1 millon de pesos chilenos. Por otro lado, el mismo proceso de obtención y procesamiento de las muestras para antes de ser llevadas al laboratorio para su análisis, también es otro factor adicional a este. Además, dependiendo de lo que se desee analizar, va a existir ciertos protocolos con mayor o menor urgencia por cumplir, por ejemplo: si queremos analizar el contenido de nitrógeno, este al ser muy dinámico, se tiene que procesar con la mayor rapidez posible la muestra, de lo contrario los datos obtenidos no serán representativos del estado inicial de muestreo de ese suelo.

Existen muchas otras consideraciones más que hay que tener en cuente, por lo mismo, en el siguiente video, hablaremos sobre esas otras consideraciones para crear un criterio de muestreo que sea económicamente y técnicamente viable, y que sea un ejemplo cuando uno se encuentre tanto en un sistema productivo, como en un ensayo agronómico.

Artículos Complementarios:

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Covid-19 y Servicios

Servicios Activos: Consultorías online y Publicación de videos y artículos

Servicios Inactivos: Tienda Online, Consultorías presenciales y Servicios Audiovisuales

Sobre Planeta Agronómico

Pin It on Pinterest

Share This