Detectar la abundancia y actividad de microorganismos en el suelo, sustrato, abono, etc.

El suelo se caracteriza por ser un ecosistema de la cual existen cadenas tróficas de macro y microorganismos que componen una transformación energética. Mientras más redes tróficas existan en un suelo, o en otras palabras, mientras más diversidad de macro y microorganismos existan, menores son las perdidas energéticas y por ende más sostenible es el suelo. Las practicas agrícolas que permiten que un suelo sea sostenible se denominan practicas sustentables.

También puedes escuchar la lectura de este artículo:

Estas prácticas sustentables las podemos analizar desde un punto de vista cualitativo y cuantitativo. Desde el punto de vista cualitativo, podemos hablar sobre los análisis químicos de suelos, que permiten conocer el contenido de materia orgánica del mismo. Para saber si a un suelo se le están añadiendo practicas sustentables, deberíamos experimentar una ganancia, o una ganancia y estancamiento de la materia orgánica, lo que quiere decir que las pérdidas son menores. A esta materia orgánica y análisis químico, también se le suman la cantidad de nitrógeno, fósforo y azufre disponible, que tienden aumentar por efecto de la mayor materia orgánica.

Análisis de tipo cualitativos o subjetivos, podemos encontrar los análisis de cromatografía de suelos en papel horizontal. En ellos se puede apreciar si en esa materia orgánica están ocurriendo procesos de descomposición, mineralización y humificación de la materia orgánica. Además, mediante e color que arroje la cromatografía en la última sección de la misma, podemos ver si existe presencia de enzimas, vitaminas, ácidos fúlvicos, húmicos, himatomelanicos, huminas y otros compuestos más.

Del análisis de cromatografía de suelos, podemos usar otro que comúnmente se usa por los microbiólogos de suelos correspondiente a la reacción del suelo al agua oxigenada. El agua oxigenada es un subproducto toxico del metabolismo de plantas y animales, de la cual los organismos han ideado una enzima que neutraliza inmediatamente ese compuesto para proteger a la célula y con ello mantener su homeostasis celular. Esta enzima se llama catalasa, y se caracteriza porque cuando nosotros agregamos agua oxigenada comprada de una farmacia y agregamos la misma pura, obtenemos una respuesta efervescente del suelo en algunos casos. Cuando se da la efervescencia, es debido a que el agua oxigenada es catalizada por la catalasa en agua y oxígeno.

Por experiencia y lógica, se puede determinar que mientras más actividad microbiológica existe en un suelo, más reacción burbujeante habrá con la aplicación de agua oxigenada pura. Esto se ha experimentado en compost humedecidos, vermicompuestos humedecidos y suelos humedecidos con presencia de microorganismos eficientes del bosque, de la cual, la reacción es agresiva y fuerte. Por otro lado, en suelos agrícolas que han sido expuestos al sol y secados, es difícil obtener una reacción tan intensa como las antes mencionadas. Por conclusión, podemos decir a priori, que este es un método para saber la actividad microbiológica de un suelo, pero no así su diversidad, cantidad de microorganismos, entre otras.

A continuación dejamos un vídeo, de la cual hacemos esta prueba del agua oxigenada, para que puedan ver con sus propios ojos como se manifiesta esta reacción, y por consiguiente que interpretaciones podemos obtener de ellas.

Cristián Silva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This